Berenjena con botarga y parmesano

Berenjena con botarga y parmesano

La Berenjena con botarga y parmesano es un entrante de lujo para un día especial o para cualquier día de la semana, una sabrosa forma de disfrutar de las verduras, siendo además un plato muy fácil de hacer, económico y ligero. Lo único que se puede considerar de un valor económico elevado es la botarga, pero como veréis, se utiliza poca cantidad y es botarga en polvo, de todas formas, siempre está la opción de utilizar huevas de otros pescados que tengamos más a nuestro alcance, que sean de nuestro agrado, tienen que aportar el toque sabroso a la berenjena, aunque ésta ya ofrece su propio sabor y el de las especias con las que se cocinan.

Y otro tema importante, la forma de cocinar la berenjena ofrece un resultado ligero, pues apenas se utiliza aceite de oliva, ya sabemos que las berenjenas son una esponja y si vas añadiendo aceite lo va absorbiendo, su digestión se puede hacer pesada, además de estar incluyendo más grasa en la dieta. Esperamos que también os guste la presentación de la receta de Berenjena con botarga y queso parmesano, a ver si os animáis a prepararla.

Ingredientes (4 comensales)

100 gramos de queso parmesano rallado, 3-4 c/s rasas de botarga en polvo, 2 berenjenas, 2 chalotas, 2 dientes de ajo, 6 nueces, pimienta negra, nuez moscada, pimienta aleppo (o guindilla), cilantro fresco, menta fresca (o hierbabuena), aceite de oliva virgen extra, sal, agua o caldo vegetal.

Elaboración

Prepara en primer lugar los moldes de queso parmesano, puedes hacerlo en el horno convencional o en el microondas, es más rápido, pero deberás hacerlos de uno en uno. Para ello, pon papel vegetal en la bandeja del horno o en un plato apto para el microondas y extiende una capa un poco gruesa de queso, formando una tira rectangular con la longitud a razón del diámetro del molde con el que le darás forma, puede ser un aro de emplatar pequeño o un vaso pequeño.

En el microondas a máxima potencia programa 1 minuto, el queso debe fundirse totalmente y coger un poco de color, quizá necesite unos segundos más, no dejes de controlarlo, e inmediatamente al retirarlo del microondas, enrolla el queso sin despegarlo del papel, en el molde, deja enfriar y procede a elaborar los cuatro crujientes de parmesano.

Berenjena con botarga y parmesano

Lava bien las berenjenas y córtalas en dados, unta una sartén antiadherente muy amplia (conviene que los dados de berenjena queden extendidos) con aceite de oliva virgen extra y ponla al fuego a alta temperatura. Salpimenta la berenjena y pásala a la sartén, pon también las chalotas peladas y cortadas por la mitad, saltea unos minutos para que se tueste ligeramente, a continuación añade nuez moscada y pimienta aleppo, mezcla y añade agua caliente sin llegar a cubrir las berenjenas, la cantidad debe ser la justa para que se cueza la berenjena quedando tierna.

Pon la tapa en la sartén sin encajar y baja el fuego a temperatura media. En 8-10 minutos (depende del tamaño de los dados) la berenjena estará tierna y el agua se habrá evaporado y absorbido, en caso contrario, sube el fuego. A continuación añade unas gotas de aceite de oliva virgen extra e incorpora las nueces y los ajos picados, saltea y retira del fuego.

Emplatado

Dispón un aro de parmesano en el plato (de pie o tumbado, como más te guste) y rellénalo con la berenjena, espolvorea la botarga en polvo y acompaña con un poco más en el plato. Finalmente reparte las hojas de cilantro y menta picadas sobre el plato y sirve enseguida, pues el crujiente de queso se puede ablandar.

Berenjena con botarga y parmesanoBerenjena con botarga y parmesanoBerenjena con botarga y parmesanoBerenjena con botarga y parmesano

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, media: 4,43 de 5)
Loading ... Loading ...