Cómo hacer extracto de naranja

Extracto de naranja casero

La extracción del sabor y aroma de materias primas ofrece la posibilidad de aportarlos de forma instantánea a una elaboración, receta, plato… se utilizan para ello materias primas con moléculas aromáticas que por distintos medios pueden transferir su sabor a un medio líquido o sólido. Será un tema interesante a tratar próximamente, pero hoy queremos mostraros cómo hacer extracto de naranja, veréis lo fácil que es.

El extracto de naranja casero se puede preparar en sólo unos minutos, aunque habrá que esperar varios días para poder utilizarlo, ya que en este caso el alcohol, debe absorber los aceites aromáticos de la piel de este cítrico. Claro, este mismo método para hacer extracto de naranja se puede utilizar para hacer extracto de limón, de lima…

La intensidad de su sabor no será la misma que la que ofrecen los extractos comerciales, pues éstos están muy concentrados. No en todos los casos conocemos lo que les añaden, hay extractos comerciales naturales y artificiales, así que nada mejor que elaborar nuestros propios extractos caseros para saber qué estamos incorporando a nuestras recetas.

Para hacer este extracto de naranja vamos a utilizar vodka neutro, un poco de agua y piel de naranja. Hay que decir que a mayor intensidad de sabor que se desee extraer de la materia prima, mayor proporción de alcohol se debe utilizar, ya que los componentes de sabor son más solubles en alcohol que en agua, así que podéis hacer cambios al respecto si lo deseáis.

Ingredientes

100 gramos de vodka, 50 gramos de agua (se puede reducir la cantidad), 1 naranja grande (su piel).

Elaboración

Lava bien la piel de la naranja, sobre todo si no es de producción ecológica, y sécala. Retira la piel del cítrico con un pelador o cuchillo bien afilado, tomando sólo la parte naranja, el albedo (la parte blanca) no debe entrar en esta preparación.

Prepara un tarro esterilizado y pesa el vodka y el agua que vas a utilizar para hacer el extracto de naranja, además de una etiqueta, es recomendable anotar y adherir al tarro información sobre su contenido y la fecha de elaboración.

Pica la piel de naranja a cuchillo, bien fina. Preferimos utilizar este método que una picadora o trituradora, podría expulsar aceites esenciales.

Una vez bien picada la piel, ponla en el tarro de cristal y añade el agua y el vodka. Cierra el tarro con una tapa hermética y agítalo varias veces. Ponle la etiqueta y guárdalo en un lugar oscuro.

El tiempo aproximado de reposo para que el líquido absorba el sabor y aroma de la naranja será de una semana. Recuerda durante los primeros días agitar un par de veces el tarro para que se reparta y homogenice la transmisión de sabor.

Cuando el extracto de naranja esté listo, cuélalo para retirar la piel y pásalo a un tarro esterilizado, también con tapón hermético. Ya está listo para usar, su conservación es prolongada dado que el alcohol es un buen conservante, puedes mantenerlo a temperatura ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (58 votos, media: 4,47 de 5)
Loading ... Loading ...