Hoy Cocinas Tú: Roast beef

Hoy Cocinas Tú

El Roast Beef es una forma muy sencilla de preparar la carne y que proporciona muchas posibilidades en su servicio, seguramente en más de una ocasión lo habéis probado tanto recién hecho como frío, cortado en finas lonchas el Roast Beef o Rosbif es un delicioso bocado. Hoy nos explica Oli, autora del blog Entre Barrancos, cómo prepara el roast beef y algunos de sus trucos o consejos.

Entre ellos, nos comenta que utiliza solomillo en lugar de la parte del entrecot por una mala experiencia que tuvo en cierta ocasión, la verdad es que hemos conocido a muchas otras personas que elaboran el Roast Beef con otros cortes de vacuno que no son los habituales. Nos gustaría que vosotros, si también hacéis rosbif en casa, nos comentarais cómo lo hacéis o nos enviéis la receta para que aparezca en la sección Hoy Cocinas Tú. Si no lo habéis hecho hasta ahora, veréis qué fácil es con la receta de Oli

Ingredientes

1 solomillo, 1 hoja de laurel, 3 cucharadas de tomillo, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, c/n de pimienta negra, sal.

Elaboración

Precalienta el horno a 200º C y coloca en su interior un recipiente con agua. Cualquier asado te quedará más jugoso si metes dentro del horno un pequeño recipiente con agua.

Limpia el solomillo retirando de la superficie algunos trozos de grasa que pudiera tener. Colócalo en una fuente no demasiado grande y que pueda ir al horno.

Añádele el aceite y embadúrnalo con la sal, la pimienta recién molida y el tomillo (puedes ser generoso con el embadurnado, como se cortará muy fino a cada loncha le “tocará” poco y no quedará fuerte ni salado). Ponle por encima la hoja de laurel en trozos.

Introdúcelo en el horno bien caliente y calcula media hora por kilo de carne. Debe quedar crudo por dentro y bien asado por fuera, es importante no pasarse con el tiempo, para que quede en su punto.

Sácalo del horno en caliente y cúbrelo enseguida con varias capas de papel de aluminio y un paño de cocina por encima de éste. Deja enfriar así y congélalo con el papel de aluminio lo justo para que se endurezca y consigas cortarlo en finas rodajas. Por supuesto, lo puedes congelar y sacarlo el día que te convenga, pero recuerda que debes buscar el punto cuando se esté descongelando para cortarlo fino.

Si vas a servir el Roast Beef en un bufé recuerda que no se calienta, puedes tenerlo bien colocado en un plato y perfectamente cubierto con papel film, sin nada de aire dentro, guardado en el frigorífico, lo sacarás una hora antes de servir.

Oli
Entre Barrancos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (48 votos, media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...