Arsénico inorgánico en el arroz

Contenido de arsénico en los alimentos

Sobre los alimentos con altos índices de arsénico ya hemos hablado en otras ocasiones, un alto nivel de este elemento químico puede provocar diferentes problemas de salud. Ahora un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores estadounidenses advierte sobre la susceptibilidad y capacidad de las plantas de arroz de absorber e integrar el arsénico en su composición. El contenido de arsénico inorgánico en el arroz está limitado en China a 0’15 microgramos por kilo de arroz, curiosamente no se ha realizado una regulación precisa ni en Estados Unidos ni en Europa sobre su contenido en este alimento. El arsénico es necesario para la vida, un exceso o deficiencia de este elemento puede provocar problemas de salud, pero hablamos de compuestos orgánicos de arsénico y no del denominado arsénico inorgánico, la ingesta de pequeñas cantidades de este elemento puede provocar su acumulación en el organismo humano provocando diferentes problemas de salud crónicos e incluso cáncer.

Los investigadores del Dartmouth Medical School indican que este elemento se encuentra habitualmente en las aguas subterráneas y se establecieron límites que alcanzan los 10 microgramos por litro, pero el problema es la acumulación de arsénico en el arroz. Se realizó un estudio con 229 mujeres embarazadas divididas en dos grupos, el primero recibió un menú que contenía arroz, el segundo no comió arroz durante los dos días anteriores a un análisis de orina realizado a ambos grupos.

Las diferencias eran significativas, en el primer caso la concentración de arsénico alcanzaba los 5’27 microgramos por litro, frente a los 3’38 microgramos por litro de las mujeres que no comieron arroz. Para evitar que otros elementos como el agua alteraran los resultados, se procedió a analizar el agua del grifo que podían beber las mujeres en sus hogares para determinar el nivel de arsénico inorgánico, la idea era poder saber exactamente el aporte de este elemento que ofrecía el arroz.

Los resultados muestran que es necesario controlar la cantidad de arsénico presente en los alimentos, con respecto al arroz, su contenido en arsénico varía dependiendo de su procedencia, forma de cultivo y variedad. Los especialistas apuntan que la exposición al arsénico durante el embarazo es un grave problema que puede afectar a la salud fetal, son varias las investigaciones anteriores que han relacionado el nivel de arsénico con una alta tasa de mortalidad infantil, bajo peso al nacer, deficiencias en el sistema inmunológico, aumento de la mortalidad por cáncer de pulmón cuando los bebés alcanzan el estado adulto, aumento de las posibilidades de sufrir cáncer de vejiga, etc. El agua está controlada, pero los alimentos parecen escapar a este control, en el caso del arroz, a mayor consumo de este cereal mayor es el aporte de arsénico inorgánico al organismo.

Recibimos el arsénico necesario para nuestro organismo a través de los alimentos, pero hay que concretar que se trata de compuestos orgánicos, mucho menos peligrosos y tóxicos que el denominado arsénico inorgánico, cuya ingesta en pequeñas cantidades provoca los problemas que antes hemos descrito por su acumulación en el organismo. Teniendo en cuenta que el arroz es un cereal considerado alimento básico en muchas culturas y es el segundo cereal que más se produce en el mundo, controlar su contenido en arsénico se hace necesario para salvaguardar la salud de la población. De acuerdo que el arroz aporta numerosos beneficios nutricionales, pero el contenido en arsénico lo puede convertir en un alimento peligroso anulando en cierto modo todos sus beneficios.

Es necesario incrementar el nivel de preocupación y realizar controles más exhaustivos tanto en el agua como en los alimentos. En el estudio al que podemos acceder a través del artículo publicado en PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences), nos muestran la asociación entre el arsénico inorgánico y el arroz, proporcionándonos datos sobre los menús consumidos por el grupo de mujeres embarazadas sujetas a la investigación y los análisis de orina que se efectuaron.

En Estados Unidos se consume un promedio de media taza de arroz por día, pero este dato varía según el grupo étnico, los estadounidenses de origen asiático consumen más de dos tazas por día, por lo que las concentraciones de arsénico en el organismo son mayores. En definitiva, los investigadores aconsejan realizar análisis más exhaustivos sobre el agua que se utiliza para los cultivos, hay que tener en cuenta que la presencia de arsénico en el agua puede ser el resultado de la disolución de este mineral en las zonas por donde fluye el agua o por vía antrópica, por contaminación industrial o por pesticidas, elementos muy presentes en el medio ambiente. Del mismo modo, también se recomienda realizar análisis a los alimentos para garantizar que no sobrepasan el contenido recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Foto | Fotoos VanRobin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (44 votos, media: 4,41 de 5)
Loading ... Loading ...