Qué son las superfrutas

Superfood

El término super es un elemento compositivo prefijo que se emplea en el lenguaje coloquial para definir algo magnífico, excelente, superior… es por lo tanto aplicable a todo aquello que por algún aspecto, destaque sobre lo demás. Lo llevamos al campo de la alimentación y nos encontramos con términos como superalimentos o superfrutas, que han pasado de ser una expresión de magnificencia popular a instaurarse en el vocabulario de profesionales de la nutrición, agricultores, productores, comerciantes, medios de comunicación…

Antes de definir qué son las superfrutas y qué de cierto hay en ello, es interesante saber que este término fue instaurado recientemente como estrategia de marketing de la industria alimentaria. Como nos explican aquí, en el año 2005 empezó a hablarse de superfrutas para aportar valor a los productos de consumo en los que se incluían las frutas que concentran mayor cantidad de nutrientes, antioxidantes, etc.

Efectivamente, las superfrutas no son frutas de gran tamaño, sino de frutas que reúnen unas cualidades nutricionales especiales en beneficio de la salud. Podemos imaginar que entre los profesionales de la salud, normalmente se ha hablado de superalimentos cuando éstos se han considerado especialmente nutritivos e interesantes para incluir en la dieta habitual, pero nada como el poder del marketing para instaurar tendencias.

Hay que decir que el término superfrutas no está avalado científicamente, no hay suficientes estudios y conclusiones que respalden los beneficios de todos los que hoy en día se conocen como super alimentos, de hecho, en la Unión Europea está prohibido el uso de esta descripción en la comercialización de productos si no está respaldado con el aval de una investigación científica leal. Recordemos también lo que os comentamos en el post El arroz negro es rico en antioxidantes, parece que hay una ferviente búsqueda de virtudes en los alimentos para subir posiciones en la lista de super alimentos, dado el aumento del interés de población por alimentarse de forma saludable, esto se traduciría en mayores ventas.

Hay escritos, documentos e incluso libros que hablan de las superfrutas, y no siempre son las mismas, por un lado depende de la profesión del autor, si es científico, productor, empresario… también depende del país de residencia, pues hay una especial atención por las frutas exóticas que son tratadas como superiores nutricionalmente (quizá es que anteriormente eran desconocidas), mientras otras frutas populares con similares beneficios no son tan valoradas.

Seguramente si os preguntamos qué frutas consideráis como ‘super’, una de las que pensaréis son los arándanos, son muchos los estudios que se han realizado en torno a estas bayas, en los que se han declarado sus beneficios para la salud por sus propiedades antioxidantes principalmente. Ahora encontramos todo tipo de productos comerciales con arándanos, zumos, bebidas energéticas, suplementos dietéticos, alimentos funcionales…

Algo similar ha sucedido con las bayas de goji o con las granadas, se han hecho populares en todo el mundo frutas como el açai, el mangostán, el noni o la guayaba, han ganado valor las uvas, los kiwis, la papaya… Los principales parámetros que se valoran para otorgar a una fruta la categoría super, con un valor extra en sus propiedades nutricionales son, entre otros, que tengan una importante concentración de nutrientes, que destaquen por su contenido en antioxidantes, que cuente con avales científicos contrastados, investigaciones clínicas de sus beneficios reales… pero ¿hasta qué punto pueden ser reales?

Está demostrado que todos los excesos son malos (véase el peligro de una ingesta excesiva de agua, Hiperhidratación o intoxicación por consumo de agua), y precisamente la población no está especializada en nutrición. Los expertos en salud recomiendan una alimentación variada y equilibrada para que el organismo reciba los nutrientes necesarios, y alertan sobre los riesgos del abuso de super frutas o super alimentos. Valoremos las declaraciones de Agustín López Munguía del Insituto de Biotecnología de la UNAM, ‘comer en exceso superfrutas puede ser contraproducente, demasiados antioxidantes podrían afectar a las funciones regulatorias o neutralizar mecanismos de defensa que dependen de oxidantes naturales’.

Tengamos en cuenta también que muchas de estas superfrutas proceden de la importación, son productos perecederos, su precio es elevado… no nos dejemos llevar por la moda de los super alimentos y del ‘super consumo’ que puede llevar al desequilibrio nutricional.

Foto | Jayneandd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (38 votos, media: 4,53 de 5)
Loading ... Loading ...