Berenjena blanca

La berenjena blanca es una de las variedades hortofrutícolas casi desaparecidas en los últimos años, de hecho ha estado fuera del circuito comercial. Se trata de una variedad tradicional originaria de la zona del Bages (Catalunya) de la que afortunadamente, podemos hablar ya de su segunda campaña gracias a la Fundación Alícia, El Rebost del Bages, el Gremio de Hostelería y Turismo del Bages entre otras entidades comarcales que con la colaboración con otras entidades como eel Consell Comarcal del Bages o la Diputación de Barcelona, están trabajando en su recuperación y promoción para el consumo local o de proximidad.

La berenjena blanca se ha mantenido gracias a los huertos de autoconsumo, hasta que en julio de 2010 la Fundación Alícia y las entidades antes mencionadas presentaron la primera campaña de producción local con la finalidad de recuperar un producto de calidad, proporcionar a los agricultores de la comarca una variedad de cultivo que gana valor en sus tierras, ofrecer a los restauradores y a los consumidores finales un alimento de excelentes propiedades organolépticas y nutricionales, mantener la diversidad agroalimentaria…

Actualmente son varios los puntos de venta fijos de la berenjena blanca del Bages, por ejemplo el Mercado de Puigmercadal de Manresa, el Mercado de Sant Vicenç de Castellet, el Mercado de Artés, el Mercado de Cardona, la Tienda del Món Sant Benet, o la Feria del Poal de Manresa entre otros. Incluso se han facilitado las semillas para su cultivo. La idea es que los cocineros y los consumidores podamos comprar directamente al agricultor este recuperado y valorado producto, y en el caso de que no ser posible, que sean otros agricultores los que acerquen la berenjena blanca a los mercados.

Por segundo año consecutivo se vive una fiesta gastronómica en torno a la berenjena blanca, el verano es la estación apropiada para ello. Hace aproximadamente dos semanas tuvo lugar la presentación de esta segunda campaña en el auditorio de la Plana de l’Om, donde se explicó el estado de la recuperación de la berenjena blanca y la estrategia de introducción en el mercado.

La berenjena blanca es una variedad de berenjena muy característica por su color, pero también se diferencia del resto de berenjenas por su carne, suave, cremosa, melosa, dulzona y muy agradable al paladar, pudiendo extraer sus mejores cualidades con cualquiera de las recetas que habitualmente hacemos con berenjenas, sean escalibadas, asadas, rebozadas, fritas, a la plancha, rellenas, en paté… el precio del kilo de este producto rondaba el año pasado los 1’50 euros, veamos cómo evoluciona en este aspecto.

En la página de Rebost Bages podéis ver las actividades gastronómicas en torno a la berenjena blanca que se han realizado desde la presentación de la segunda campaña de su cosecha y las que tendrán lugar próximamente, por ejemplo, durante los meses de agosto y septiembre se realizan talleres de cocina familiares donde se emplean las berenjenas blancas y otras verduras de la tierra para cocinar.

También se va a celebrar la Fiesta Mayor de Manresa con una cata de productos de la tierra de variedades autóctonas, los días 27, 28 y 29 de agosto. También encontraréis un listado de restaurantes en los que se pueden degustar platos elaborados con la berenjena blanca, y más información para comprarla, seguro que como nosotros, tenéis muchas ganas de tenerla en vuestra cocina, ¿ya habéis pensado qué receta elaborar?

Foto | Gastroteca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (111 votos, media: 4,74 de 5)
Loading ... Loading ...