Helado soft

Soft Serve

El Helado Soft o Helado Suave, también conocido como Soft serve o Soft cream, es un tipo de helado de textura más ligera que los helados normales, y se sirve a una temperatura más elevada, resultando más fácil apreciar su sabor y su textura cremosa al degustarlo. Dado que la temperatura no es tan fría como en los helados tradicionales, no es necesario añadir tanto azúcar para percibir su sabor dulce.

Además, el helado soft es un helado con menos materia grasa, puede tener entre un 7 y un 12% menos de grasas que los helados normales, por lo que su aporte energético se ve reducido tanto por la inferior cantidad de azúcares como de grasas. A esto hay que añadir que su forma de servicio hace de este refrescante dulce, un helado bastante aireado, pero no se puede generalizar sobre el porcentaje de grasas, azúcares o aire que se introduce en el helado suave, cada fabricante tiene sus fórmulas.

Nosotros descubrimos el helado soft no hace muchos años, quizá las cadenas de comida rápida internacionales, fueran quienes lo introdujeron en nuestro mercado, según sabemos, este tipo de helado empezó a comercializarse en 1938. Adjudican la autoría a los cofundadores de la compañía Dairy Queen, una cadena de restaurantes de comida rápida que ya en el año 1940 empezó a crecer con el sistema de franquicia.

Cuenta la historia de esta empresa que se encuentra en más de 20 países, que Dairy Queen surgió de un único producto, y de una pequeña tienda en Illinois, del nuevo postre lácteo semicongelado que crearon y que gracias a él, se ha formado una industria de servicio de restauración de comida rápida.

Seguro que la mayoría de vosotros habéis tomado en más de una ocasión un helado soft, ofrecido en nuestro país incluso por una de las marcas de helados más populares, la verdad es que han tenido éxito, quizá podéis apuntar lo mismo que nosotros, a los niños les encantan. Este helado se sirve con una máquina dispensadora, consiguiendo con ello (entre otras cosas, como el batido) una presentación muy llamativa, sea en vaso, tarrina o cucurucho.

Generalmente se termina con algunos frutos secos caramelizados, bolitas de chocolate, frutas frescas, siropes o jarabes de caramelo, chocolate, fresa… todo esto enriquece un helado que, aunque se encuentra de distintos sabores, el más habitual es el de nata, seguido del helado soft de vainilla, chocolate, stracciatella, fresa…. En algunos países hay más variedad de este helado, desde el softcream de café, al de sésamo, de té… al parecer, en los países asiáticos trabajan muchos sabores con este postre semicongelado.

Dicen que no se puede hacer este helado en casa si no se dispone de la máquina dispensadora de helado soft (las hay de uso doméstico), pero seguramente podremos intentar acercarnos a sus características. Nosotros lo pondremos en práctica, ¿os animáis?

Foto | Onigiri-kun

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (45 votos, media: 4,78 de 5)
Loading ... Loading ...