Pollo Kung Pao

Pollo Kung Pao

El Pollo Kung Pao es un plato tradicional de la cocina de Sichuan (China), un plato con mucha historia pero que ha evolucionado con el tiempo, le dedicaremos su tiempo si os apetece conocer sus orígenes, hoy lo que os mostramos es una versión del plato original del que hay, como suele suceder, muchas variantes a la que sumamos la nuestra, haciendo el Pollo Kung Pao de la forma más rápida y ligera, pues hay recetas en las que el pollo se fríe en abundante aceite y hemos omitido ese paso, también hay elaboraciones en las que se hace por un lado la salsa y el resto por separado.

El resultado de la receta de Pollo Kung Pao que compartimos con vosotros es exquisito, consiguiendo una carne muy jugosa y llena de sabor. Podéis utilizar pechuga de pollo, teniendo más cuidado con los tiempos de cocción para que no quede seca, o muslos de pollo deshuesados, que siempre resultan más jugosos.

Ingredientes (4 comensales)

Para marinar el pollo

500 gramos de pollo, 1 c/s de Maizena, c/n de salsa de soja, 1 c/s de vinagre de arroz.

Otros ingredientes

2 cebolletas finas con sus tallos, ¼ de pimiento rojo, 3 dientes de ajo y la cantidad equivalente de jengibre fresco (también se puede utilizar pasta de ajo y jengibre), 1 c/p de pimienta de Sichuan, 1 c/p de guindilla seca, 2 c/s de aceite de sésamo, c/n de aceite de oliva virgen extra, unos tallos de cebollino, 40 gramos (aprox.) de salsa de soja, 20 gramos de caldo de pollo, 2 c/p de azúcar moreno (también puedes utilizar azúcar normal), 80 gramos de cacahuetes o anacardos en su defecto.

Elaboración

Media hora antes de empezar a cocinar, corta el pollo en trozos de bocado y ponlo en un cuenco con la salsa de soja, el vinagre de arroz y la Maizena. Mezcla bien y deja reposar, tapando bien el recipiente con film transparente, en el frigorífico.

Pela las cebolletas y córtalas en rodajas, lava, seca y corta en brunoise el pimiento, pela y lamina los ajos y haz lo mismo con el jengibre, aunque si utilizas pasta de jengibre deberás omitir este paso. Machaca en el mortero o suribachi la pimienta de Sichuan con la guindilla.

Pon un wok o sartén al fuego con un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente, dora el pollo por fuera, sin que llegue a hacerse por dentro, retira y reserva. Añade un poco de aceite y aromatízalo con la pimienta de Sichuan y la guindilla, reduciendo la temperatura del fuego.

Pollo Kung Pao

Pocha la cebolleta a fuego medio-bajo, con el pimiento, el jengibre y el ajo, pasados unos cinco minutos, incorpora de nuevo el pollo y añade el aceite de sésamo, la salsa de soja, el caldo de pollo y el azúcar, pon al máximo de temperatura y mezcla bien, deja que el caldo reduzca.

Pero antes de que haya reducido del todo, añade los cacahuetes (o anacardos, es a lo que hemos recurrido en esta ocasión aunque lo habitual es utilizar cacahuetes) y el cebollino troceado.

Emplatado

Sirve el Pollo Kung Pao que quedará glaseado por la salsa en la que se ha cocinado, y acompáñalo de un poco de arroz blanco. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (44 votos, media: 4,70 de 5)
Loading ... Loading ...