La Comisión Europea no ha sopesado la gravedad de la crisis del sector agrícola español

Crisis del pepino

En el post Promoción de frutas y verduras de España destacábamos que se planeaban acciones promocionales para mejorar la visibilidad del sector hortofrutícola español, acciones que cuestionábamos y que no nos infundían confianza. Del mismo modo destacábamos que las organizaciones agrarias no estaban de acuerdo con las ayudas ofrecidas por la CE, dado que no podrían cubrir las pérdidas por la crisis del pepino y los agricultores españoles serían los más perjudicados. La Comisión Europea no ha sopesado la gravedad de la crisis del sector agrícola español, o en todo caso, ha ignorado deliberadamente todos los problemas que ha ocasionado la acusación alemana contra los pepinos españoles.

El presupuesto de ayuda al sector agrícola es escaso y no va a paliar los daños, forzosamente los agricultores van a tener que asumir pérdidas, y no sólo en el sector del pepino, en muchos otros sectores. Se trata de una injusticia que no se va a enmendar de forma cabal, Alemania lanzó una alerta errónea y precipitada, se ha demostrado que en realidad eran los germinados alemanes los causantes del brote E.coli 104 y para echar más leña al fuego, la responsabilidad que asume este país para con los productos españoles no es acorde a la magnitud del problema que ha causado.

La Comisión Europea ha ignorado las solicitudes enviadas desde España para que el problema sea subsanado de forma razonable, Alemania no se ha implicado solicitando a la Comisión Europea unas ayudas más justas y tampoco ha realizado ningún tipo de anuncio para ayudar económicamente por las pérdidas que ha ocasionado. No ha existido sensibilidad alguna, sólo se han preocupado de pagar lo menos posible y capear la crisis de una forma rápida y poco responsable, no importa en absoluto que España esté sumida en una crisis económica y que el problema se acentúe a causa del error de procedimiento alemán.

Coincidimos con la petición realizada por la federación de exportadores hortofrutícolas (FEPEX) para que España lleve a la CE ante el Tribunal de Justicia de la UE, se deben asumir las pérdidas provocadas al 100% y en nuestra opinión, Alemania debería ser sancionada económicamente si no inicia acciones en favor de las frutas y verduras españolas (un compromiso de compra a precios justos durante durante unos años podría ser una posibilidad). Esta petición parece que caerá en saco roto, sobre todo si tenemos en cuenta que nuestro Gobierno actúa como una veleta y no entendemos por qué, en principio, desde el ejecutivo español se planteaba la posibilidad de emprender acciones legales contra las autoridades alemanas, posteriormente se anunció que no se emprenderían dichas acciones y se habló de colaboración para restaurar el buen nombre de los productos españoles en Alemania pero sin definir cómo. La promoción de frutas y verduras de España propuesta hace unos días hace reír por no llorar a más de uno.

La realidad actual es que la situación no se ha normalizado, además de haber sufrido pérdidas, los productores deben asumir que los alimentos que producen deben comercializarlos más baratos, ya que la demanda es significativamente menor. El sector no sólo es castigado en nuestro país con los acusados márgenes especulativos de los intermediarios (véanse los datos mensuales del IPOD), también debe soportar que el Gobierno que nos representa, no tome cartas en el asunto con firmeza. Decir que la Comisión Europea no ha sopesado la gravedad de la crisis del sector del pepino no es una verdad, en realidad si la ha sopesado y sus medidas parecen jugar en un marco político para favorecer a otros países.

Pero recapitulemos, las indemnizaciones de 210 millones de euros se destinarán a cinco hortalizas, pepinos, pimientos, tomates, lechugas y calabacines, otros productos quedan fuera de las ayudas. Conviene recordar algún ejemplo de otros alimentos que tambien han sufrido la crisis y de los que hablábamos en el post Pagar todos los daños ocasionados por la crisis del pepino, las patatas mallorquinas son un ejemplo entre muchos. La Comisión Europea ha acordado las medidas, España, Polonia, Francia y Eslovaquia se han opuesto votando en contra, otros países como Italia, República Checa, Grecia, Austria, Rumanía, Lituania y Letonia se han abstenido, algo que nos parece vergonzoso e indignante.

¿Llevará España a la CE ante el Tribunal de Justicia de la UE?, posiblemente no, los agricultores españoles lo tienen francamente difícil.

Foto | Andy Fell

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (23 votos, media: 4,83 de 5)
Loading ... Loading ...