Pollo con espárragos trigueros

Pollo con espárragos trigueros

Continuamos disfrutando de los espárragos trigueros, que son finos pero muy sabrosos, esperamos que en nuestro próximo paseo este fin de semana, las esparragueras sigan siendo tan generosas como para poder repetir la Tortilla de pan rellena de espárragos trigueros que os mostramos hace unos días, o del Pollo con espárragos trigueros que hoy compartimos con vosotros, aunque tenemos intención de hacer muchos otros platos.

En caso de no disponer de espárragos trigueros, siempre tendremos el consuelo de poder recurrir a los espárragos verdes, de cultivo, igual merecerá la pena porque esta receta de pollo con espárragos trigueros es rápida, fácil de hacer y de verdad, el resultado es exquisito, siendo un plato apto para todos los paladares y dietas equilibradas.

Ingredientes (4 comensales)

4 pechugas de pollo, 1 puerro (la parte blanca), 4 dientes de ajo, 1 buen manojo de espárragos trigueros (como la boca de un vaso), 60-80 gramos de almendra en granillo, tomillo fresco, pimienta negra recién molida, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Limpia bien los espárragos y córtales la base, la parte dura que se localiza fácilmente al doblar y conseguir que rompa, escúrrelos o sécalos bien y reserva. Pela el puerro y córtalo en una juliana no muy fina. Pela los dientes de ajo y córtalos en pequeños bastoncitos.

Pon una parrilla o sartén a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, sala las pechugas de pollo al gusto y ponlas a hacer a temperatura media, para que se vayan dorando por fuera y queden hechas por dentro, procurando que queden jugosas, si se hacen demasiado quedarán muy secas y poco agradables al paladar.

Pollo con espárragos trigueros

Ve dándoles la vuelta de vez en cuando para que se hagan de forma homogénea, si no tienes cogido el tiempo que necesitan para estar al punto, puedes practicar un pequeño corte en la parte más gruesa de una de las pechugas, y ver si ha perdido el color rosado, entonces estarán hechas. Antes de terminar, añade pimienta negra recién molida por los dos lados e incorpora unos bastoncitos de ajo para que aromaticen el pollo.

En una sartén amplia con un fondo de aceite, haz los espárragos y el puerro a la vez (añade también el tomillo), a fuego medio alto, salpimenta al gusto y ve moviendo para que se hagan por igual. En cuanto se haya evaporado el agua de vegetación que sueltan, añade las almendras y los ajos para que se doren, los ajos aportarán además su sabor y las almendras quedarán crujientes.

Emplatado

Sirve una cama de espárragos trigueros, puerro y almendras, coloca encima la pechuga de pollo y termina añadiendo sobre ella un poco más de espárragos y puerro y mayor cantidad de almendra. Vierte un hilo del jugo de cocción del pollo y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (40 votos, media: 4,75 de 5)
Loading ... Loading ...