Ensalada de pera, parmesano y rúcula

Ensalada de pera, parmesano y rúcula

Os proponemos iniciar una comida o cena con esta Ensalada de pera, parmesano y rúcula, un entrante que resulta muy sabroso y que seguramente os gustará repetir. Como la mayoría de ensaladas, es muy fácil de preparar y además es nutritiva, ligera y agradecida por los paladares más exigentes.

Esta receta de ensalada de pera está aderezada con especias y frutos secos, proporcionando aromas, sabores y texturas que provocan la salivación y el disfrute de los comensales. Incorporar fruta a las ensaladas es siempre una idea estupenda, aportan ese punto dulzón (sin olvidar sus propiedades nutricionales) que tanto agrada para contrastar otros sabores.

Ingredientes (4 comensales)

2 peras conference, 60-80 gramos de parmesano en cuña, 200 gramos de rúcula (puedes mezclar con otras hojas frescas como las hojas de mostaza, berros…).

Para el aderezo

2 c/s de almendras y avellanas tostadas, 1 c/p de pimienta rosa, 1 c/p de semillas de sésamo tostadas, ½ c/c de cilantro en grano, ½ c/c de comino, ½ c/c de chile seco, ½ c/c de azúcar moreno, 1 c/c rasa de sal (variar al gusto), 6 c/s de aceite de oliva virgen extra, 1 c/s de zumo de limón.

Elaboración

Prepara el aderezo de la ensalada, es prácticamente un dukkah. Pica los frutos secos y resérvalos. Pon una sartén a calentar y tuesta ligeramente las semillas de sésamo, el cilantro, el comino y el chile, pásalos a un suribachi o mortero y muele hasta convertirlo en polvo. Mezcla estas especias con las almendras y las avellanas, la pimienta rosa, el azúcar y la sal.

Ensalada de pera, parmesano y rúcula

Incorpora a continuación el zumo de limón y el aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien y reserva.

Lava la rúcula y sécala bien con un paño, papel de cocina o en el centrifugador de ensaladas. Corta el queso parmesano en lascas con ayuda de un pelador. En el último momento, pela las peras, retira el corazón y córtalas en rodajas finas.

Emplatado

Sirve la rúcula como base de los platos, sobre ella y sobre las hojas elegidas para la ensalada que quieras disponer, reparte las rodajas de pera y las lascas de parmesano. Finalmente riega con el aderezo preparado, si es necesario añade un poco más de aceite de oliva virgen extra. Sirve la ensalada de pera con queso parmesano y rúcula inmediatamente y ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (47 votos, media: 4,94 de 5)
Loading ... Loading ...