Cocotte Le Creuset

Una cocotte Le Creuset es un regalo que nunca falla, el aficionado o profesional de la cocina que puede elaborar sus recetas en una de estas ollas, disfruta en esos momentos de la felicidad. Quizá parezca que exageramos, tal vez quien no cocine con tanta pasión lo mismo le da una olla que otra, pero hay que reconocer que la calidad de este utensilio, su efectividad y durabilidad, es admirable.

Varios de nuestros familiares y amigos han recibido de nuestra parte una cocotte Le Creuset en algún aniversario, los que son cocinillas quedan encantados en el mismo momento en el que reciben el regalo, y los que no lo son tanto, acaban igual de contentos, incluso se consigue motivación culinaria. Todo es empezar, e ir dando ideas para que prueben y se animen a disfrutar de la buena mesa, pasando antes por el mimo al producto en la cocina, algo más fácil de conseguir si se tienen buenos medios.

Quienes están metidos en el mundo de la cocina conocen las cocottes de Le Creuset, hay muchos modelos y colores para satisfacer a todos los gustos. La que podéis ver en estas imágenes es la cocotte clásica, redonda y del color característico de la marca. Pero también la fabrican negro, rojo, blanco, azul, verde, lila… y sobre las formas, hay para montarse una batería de cocina con las cocottes bajas, cocottes ovaladas, tipo marmita, cazos pequeños, etc.

Recientemente os mostramos las Mini cocottes, pero no tiene nada que ver, éstas son de cerámica de gres, mientras que la Cocotte Le Creuset que tantos años lleva ganándose a los cocineros generación tras generación, son de hierro fundido esmaltado. A continuación podéis ver un vídeo de su fabricación.

Seguramente conoceréis las características y cualidades de la cocotte Le Creuset, comparte con la Parrilla Grill (artículo de cocina más actual), la garantía de por vida, es un recipiente para cocinar que reparte el calor de forma homogénea y no necesita altas temperaturas para una perfecta cocción, el material con el que trabaja esta firma francesa es un excelente conductor del calor. Volvemos con el ahorro energético, además de cocinar con fuego moderado, la cocotte conserva muy bien el calor, su contenido se conservará caliente más tiempo que con otros recipientes de cocción, incluso con el fuego apagado. Incluso nos da la posibilidad de apagar el fuego unos minutos antes para que durante el reposo, el guiso llegue al punto óptimo de cocción.

La cocotte Le Creuset se puede utilizar en distintas fuentes de calor, gas, inducción, vitrocerámica, horno… además se puede introducir en el frigorífico y en el congelador, y obviamente en el lavavajillas. Su limpieza es sencilla, aunque lo hagamos a mano, sólo es necesario tener en cuenta la información que Le Creuset nos proporciona sobre su cuidado y uso.

Naranja volcánico

A pesar de ser una olla, este utensilio de cocina nos sirve para muchas cosas más que para hacer guisos, su versatilidad incluye la elaboración de alimentos a la plancha, salteados, asados y horneados, entre otros.

Como os hemos comentado en otras ocasiones, los utensilios de cocina Le Creuset se pueden encontrar en las tiendas de la marca y en muchas tiendas de menaje del hogar y ferreterías. En el caso de la cocotte, además de distintos modelos y colores, hay distintas medidas o capacidad, por ejemplo, la cocotte de 26 cm. de diámetro, con una capacidad de 5’4 litros, puede cocinar para seis personas. Están disponibles desde los 10 cm (para un comensal) hasta los 34 cm. (para diez comensales). A razón del tamaño de la cocotte va el precio, y también del comercio, ya sabemos que a la hora de pagar, Le Creuset puede parecer caro, pero en realidad ofrece utensilios muy económicos si valoramos la larga vida y funcionalidad que tiene.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (34 votos, media: 4,91 de 5)
Loading ... Loading ...