Consejos para controlar el peso en Navidad

Hoy nos han sorprendido en las noticias (aunque sucede casi cada día), explicándonos que es el ‘Día de la persona obesa’, al parecer, hace nada menos que quince años que se celebra este día, aunque hemos encontrado en otros medios de información que es en noviembre. Pero no es este el tema en el que nos queremos centrar, si no en la información que proporcionan desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) con motivo de las próximas fiestas y las comilonas de Navidad. Para ello han editado un díptico con consejos para controlar el peso en Navidad titulado: Disfruta de la Navidad sin aumentar de peso.

“Come sano y cuida tu cintura” es el eslogan que acompaña a la información mencionada, a lo que hay que añadir que además conviene moderar la cantidad y dejar de lado el sedentarismo, y no sólo eso, si es posible, aumentar la actividad física, pues inevitablemente aumentará el consumo energético con los suculentos menús y los dulces navideños. Siempre tenemos la posibilidad de aligerar las recetas de Navidad haciendo algunos cambios en su elaboración o sustituyendo guarniciones, veamos cuáles son los consejos para el control del peso en Navidad.

1. No cambies tus hábitos de alimentación y ejercicio habituales. No debes saltarte ninguna toma y mantener una regularidad horaria en las mismas. Reserva los excesos para las fechas más señaladas.

2. ¡Muévete! Con treinta minutos más de ejercicio físico diario podemos compensar las calorías extras de las comidas navideñas.

3. Controla el alcohol que tomas ya que aporta calorías vacías.

4. Planifica el menú. Si el plato principal es muy graso (por ejemplo cordero) se deberán preparar entrantes ligeros (por ejemplo vegetales).

5. Planifica la compra para evitar las sobras.

6. No dejes de tomar fruta. Puedes preparar como postre y/o sobremesa bandejas con frutas tropicales o entrantes como ensaladas o brochetas de fruta.

7. Mientras cocinas evita los picoteos.

8. Sustituye las salsas industriales (muy grasas) por salsas caseras a base de hortalizas, hierbas aromáticas, jugo de limón, yogur desnatado y vinagretas.

9. Elabore postres caseros reduciendo el contenido de azúcar (se puede sustituir con edulcorantes) y grasas.

10. “De todo pero poco”. Si quieres comer de todo lo que hay en la mesa, sírvete en un plato pequeño cantidades de todo lo seleccionado y no repitas.

A continuación podéis ver la tabla comparativa de un menú navideño muy calórico y otro menú navideño que no deja de ser especial, pero resulta más ligero al sustituir algunas elaboraciones, salsas, bebidas, etc. Podéis clicar sobre la imagen para verlo más grande.

El díptico con los consejos para el control del peso en Navidad, nos muestra también un ejemplo de modificación de menú para hacerlo menos calórico, por ejemplo, si servimos una ración de tres langostinos (unos 100 gramos) con mayonesa (unos 15 gramos), estamos consumiendo 200 Kcal., mientras que si prescindimos de la mayonesa se reduce el aporte energético a la mitad.

Aportan una pequeña lista de comidas y bebidas que tradicionalmente se toman en estas fechas, con sus Kcal. aproximadas, por ejemplo, tres canapés de paté aportan 150 kcal. y qué es comer tres canapés de una gran bandeja… aparentemente parece que estamos tomando tres pequeños bocados, pero que están aportando casi tanta energía como 10 gambas a la plancha. Y no olvidemos las calorías de las bebidas.

También podréis consultar qué y cómo comer fuera de casa en Navidad y algo muy importante (aunque con una información que convendría ampliar), cómo compensar el aumento de peso después de las fiestas. Como decían en las noticias, el periodo de Navidad es cada vez más amplio en cuanto a los productos y alimentos que en estas fechas se consumen, todos hemos empezado a comer turrones y otros dulces de Navidad, seguro, y aún falta una semana para las fiestas.

Según el doctor de la SEEN, Miguel Ángel rubio, en esos quince o veinte días se han ganado entre dos y cuatro kilos, y en muchos casos se puede tardar más de dos meses en volverlos a perder, y en ocasiones se quedarán. El principal problema de las comidas de Navidad son los aperitivos, los postres y los dulces navideños, altamente calóricos, cargados de azúcares y grasas, pues lo que son los platos principales a base de marisco, aves, etc., si se cocinan de la forma adecuada no tienen por qué ser muy energéticos.

Siempre resulta interesante tener a mano algunas recomendaciones para controlar el peso corporal en Navidad, aunque éstas se podrían ampliar, de todas formas no olvidemos que son consejos y recomendaciones generales y nadie mejor que el propio médico, el que conoce a cada individuo y su estado de salud, para una orientación más personalizada.

Foto | Ethorson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (33 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...