Avgolemono

Sopa griega de huevo y limón

Bajo el nombre de Avgolemono se conoce a una sopa o salsa de la cocina griega, una receta tradicional mediterránea de fácil elaboración que además resulta muy versátil, pues como indicamos, puede servirse como sopa cremosa o como salsa, acompañando muy bien distintos alimentos para completar el plato, carnes, pescados, verduras…

El término Avgolemono (αυγολέμονο) se traduce como limón y huevo, son los ingredientes principales de esta sopa o salsa que se aligera con un buen caldo, generalmente de ave, aunque éste puede variar según el plato que vaya a acompañar o los sabores que queramos pronunciar.

Esta sopa de influencia árabe es muy popular en Egipto, donde se conoce como Shurba bi-l-tarbiya (sopa de pollo con huevo y limón), o en Turquía como Terbiye o Beida bi-lemoune (huevo y limón). En Grecia se sirve muchas veces en comidas festivas como entrante, pudiendo incluir en la sopa unas tiras de pollo, orzo u otro tipo de pasta, arroz, etc. Como salsa, igual se bañan los tradicionales dolmas, se aderezan unas verduras asadas, se incorpora a un estofado de carne o a la carne asada entre muchas otras opciones.

Hay distintas fórmulas para preparar avgolemono partiendo de los mismos ingredientes. Los básicos son el caldo de pollo, yema de huevo, limón y orégano. Hay quien elabora esta crema con la clara de huevo semi montada, lo que además aporta textura a la sopa o salsa, también se añaden algunas especias que hacen aún más sabrosa la degustación.

La función de la yema de huevo, además de aportar cremosidad y sabor, es la de espesar el caldo, lo que es más importante de esta sencilla elaboración es que al incorporar las yemas, no cuajen con el calor del caldo.

Para hacer una sopa de huevo y limón se puede utilizar un litro de caldo, tres yemas de huevo, dos limones, orégano, pimienta negra y sal. En primer lugar hay que preparar el caldo, mucho mejor si es casero, éste debe calentarse suavemente, mientras que por otro lado se baten las yemas hasta que espumen. Se añade el zumo de los limones y se continúa batiendo hasta su integración. Finalmente, se incorpora a la mezcla de huevo y limón un buen cucharón de caldo (recordad por qué añadir los ingredientes calientes a los fríos), se mezcla bien y se vierte todo a la olla con el caldo que habremos retirado del fuego.

Sin dejar de batir se lleva de nuevo al fuego con una temperatura baja durante unos minutos, hasta que espese al gusto (hay quien incorpora almidón para conseguir una crema más densa), probar y aderezar con las especias. No tardaremos en compartir algunas recetas de cocina ilustradas de avgolemono por si os ha quedado alguna duda, merece la pena probar esta sopa, seguro que se incorpora en vuestro recetario.

Foto | Lara604

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,80 de 5)
Loading ... Loading ...