Polvo de chile

Polvo de chile

El chili powder o polvo de chile es un condimento muy utilizado en México y en las ciudades del Suroeste de Estados Unidos (de uso posterior a los currys indios), los platos que habitualmente se aderezan con el polvo de chile son guisos de carne, de frijoles, burritos, tacos, hamburguesas, alitas de pollo, carnes a la barbacoa, etc.

Aunque para condimentar este tipo de platos podemos partir del chile molido e incorporar más especias al gusto para proporcionar más sabores y aromas a las recetas de cocina, existen preparados que se conocen como chili powder o polvo de chile que incorporan las especias características, seguro que en la estantería de especias de supermercados y tiendas especializadas habéis visto este producto.

El polvo de chile suele contener cuatro componentes, además del chile, comino, orégano mexicano y ajo en polvo. También es cierto que se puede conocer como polvo de chile cualquier mezcla de especias que esté compuesta principalmente por chile en polvo, así que de las especias mencionadas anteriormente podemos hacer nuestras variantes, tanto para aromatizar y dar sabor a gran parte de recetas que gusten del toque picante o para recetas más concretas. Una de la mezcla de especias con chile que hacemos habitualmente incorpora piel de limón o lima seca, aportando un punto cítrico delicioso.

Hacer nuestro chili powder en casa nos permitirá realizar una mezcla adecuada a nuestros gustos, aunque principalmente debe predominar el chile ancho seco (en caso de no encontrar este tipo de pimiento picante se puede buscar un sustituto), la proporción de orégano (que en origen es orégano mexicano), comino y ajo en polvo la podemos variar según nuestras preferencias.

Como comentábamos, a la clásica variedad de especias que se incluyen en el chili powder podemos incorporar cúrcuma, cilantro, macis, pimienta negra, cardamomo, clavo… Y bueno, hacer la mezcla es tan simple como convertir todas las especias que utilicemos en polvo con un molinillo o triturando en un suribachi (u otro mortero) y mezclar, aunque también se puede hacer esta mezcla de especias con un molido menos fino para algunas elaboraciones, por ejemplo para marinar con especias.

Si necesitáis una receta de polvo de chile para hacer en casa, podéis partir de cuatro partes de chile y una parte de cada una de las especias a incorporar. Si es la primera vez que vais a hacerla podéis calcular cuatro cucharadas de chile, una cucharada de comino, una cucharada de orégano y una cucharada de ajo en polvo. Probadlo, y de ahí ya podréis hacer vuestras variantes.

Foto | Mckaysavage

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,87 de 5)
Loading ... Loading ...