Tapenade de aceitunas y tomates secos

Todos conocemos el Tapenade, paté de aceitunas u olivada, un paté vegetal muy sabroso que nos permite hacer variados aperitivos utilizándolo como base o disfrutarlo sencillamente untado en unos colines. Podemos hacer muchas variantes de esta pasta de aceitunas, como por ejemplo este Tapenade de aceitunas y tomates secos.

La elaboración es tan sencilla como cualquier tapenade, mojo o pesto, triturar los ingredientes una vez preparados (deshuesados, troceados, rehidratados…) y listo. Esta receta de tapenade la hemos preparado para servir sobre unas tostas con queso, pero hay muchas otras posibilidades de servicio, desde aderezo para unas patatas asadas, hasta aliño para un plato de pasta añadiendo un poco más de aceite de oliva. ¿Queréis probarla?

Ingredientes

100 gramos de tomates secos, 100 gramos de aceitunas negras deshuesadas, 2-3 dientes de ajo, 1 anchoa, unas hojas de albahaca fresca (cantidad al gusto), orégano seco, 1 c/p de zumo de limón, una pizca de azúcar, sal, aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Rehidrata los tomates en agua caliente, el tiempo dependerá del producto, pues no todos los tomates secos responden igual. Cuando vuelvan a estar tiernos, escúrrelos y ponlos en el recipiente que vaya a utilizar para triturar y hacer el tapenade, puede ser en el mortero si lo vas a hacer a mano, en un robot de cocina, o sencillamente en el complemento para triturar de la batidora de mano.

Añade las aceitunas una vez que las has deshuesado, pudiendo utilizar la variedad aragonesa arrugada si quieres un sabor más intenso, o las aceitunas negras normales que resultan más dulzonas. Pela los dientes de ajo, retírales el germen e incorpóralos también.

Incorpora la anchoa, la albahaca, el orégano, el zumo de limón, el azúcar y la sal y finalmente un chorro de aceite de oliva. Tritura hasta que todos los ingredientes formen una pasta y rectifica después añadiendo un poco más de aceite para aligerar y emulsionar ligeramente. Rectifica también si fuera necesario de sal o azúcar, ésta ayudará a equilibrar la acidez del tomate. Puedes añadir también un golpe de pimienta recién molida si lo deseas.

El Tapenade de aceitunas ya está listo para servirlo sobre una tostada, rico para tomar solo o como base de un pincho sobre pan, en tus manos queda. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (46 votos, media: 4,93 de 5)
Loading ... Loading ...