Frosting de queso

Cobertura de tartas

Un frosting es una cobertura dulce que se aplica a bizcochos, pasteles, cupcakes u otras elaboraciones de repostería. Podemos hacer infinidad de coberturas con distintos sabores y texturas para nuestros dulces, así que vamos a ir viendo algunas empezando por este Frosting de queso.

La elaboración de la receta de Frosting es muy sencilla, sólo necesitamos tres ingredientes, queso crema o queso de untar, nata para montar y azúcar. Con ello conseguiremos un frosting base muy versátil, ideal casi para cualquier bizcocho, sea natural, de chocolate, con frutas, etc. Pero además, al Frosting de queso le podremos añadir otros aromatizantes que hagan más juego aún con su base, vainilla, rosas, naranja, cardamomo

Ingredientes

250 gramos de queso crema (tipo Philadelphia) , 300 ml. de nata para montar, 150 gramos de azúcar.

Elaboración

Pon en un cuenco el queso crema y la mitad del azúcar, trabájalo con una espátula o lengua de pastelería hasta que el azúcar se integre bien y el queso tenga una textura más cremosa y ligera.

Por otro lado, monta la nata con las varillas eléctricas o con el utensilio que tengas costumbre de utilizar para tal fin, recuerda que la nata debe estar bien fría, e incorpora la otra mitad del azúcar poco a poco cuando empiece a tener cuerpo. Procura no excederte en el tiempo de batido de la nata, pues podría convertirse en mantequilla.

Cuando tengas las dos preparaciones listas, sólo queda mezclarlas. Incorpora la nata montada poco a poco a la crema de queso, con movimientos envolventes para que conserve el volumen. Una vez que obtengas una crema ligera y homogénea, ya tienes tu frosting para decorar tartas, muffins, cupcakes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,81 de 5)
Loading ... Loading ...