Gomasio negro con guindilla

Gomasio negro con guindilla

Somos muy aficionados a condimentar nuestros platos con gomasio, los enriquece, nutricionalmente y gustativamente, pero aún así, nos gusta hacer algunas variantes de este aderezo de tradición japonesa, como el Gomasio negro con guindilla.

Una de las virtudes del gomasio es que proporciona sabor a los alimentos disminuyendo el contenido de sal, sumemos a esto la calidad nutricional de las semillas de sésamo y la versatilidad de este condimento, podemos incorporar nuestro Gomasio negro con guindilla a multitud de recetas, desde ensaladas, pasando por cremas o sopas, arroces o pastas, hasta carnes y pescados. Pruébalo.

Ingredientes

10 cucharadas de semillas de sésamo negro, 3 cucharadas de guindilla seca molida, 1 cucharada de sal.

Elaboración

Pon una sartén al fuego a temperatura moderada y tuesta las semillas de sésamo, moviendo de vez en cuando para que se tuesten de forma homogénea, hasta que empiecen a crepitar y emanen su característico aroma.

Retira las semillas de sésamo una vez tostadas de la sartén, pásalas al suribachi o al mortero (también puedes utilizar un molinillo) que vayas a utilizar y déjalas enfriar. Añade entonces la guindilla y la sal, y muele mezclando bien todos los ingredientes.

El Gomasio negro con guindilla estará listo cuando se haya convertido en polvo en su mayoría, nosotros siempre dejamos algunas semillas de sésamo enteras, esto es a gusto de cada uno.

Guarda el gomasio o sal de sésamo en un tarro y ya lo tienes listo para incorporarlo a tus platos cuando desees.

Gomasio negro con guindillaGomasio negro con guindillaGomasio negro con guindillaGomasio negro con guindilla

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...