Turrones de calidad deprimida

almendras autóctonas o foráneas

COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) nos advierte sobre los turrones de calidad deprimida, turrones que podrían ser elaborados con almendras y avellanas de importación, frutos secos de cáscara dura cuyas cualidades organolépticas son inferiores a los que se producen en nuestro país y por tanto, el resultado serían unos turrones de peor calidad. COAG denomina a estos productos “turrones fast food”, en nuestra opinión, no es la descriptiva más adecuada, ya que la calidad de avellanas o almendras nada tiene que ver con el fast food o comida rápida, recordemos además que el fast food puede ser rico y saludable si está hecho con productos sanos y de calidad, ¿recordáis que hablábamos de que la fruta es una comida rápida saludable?

Como sabemos, la crisis del sector agrario y ganadero es una realidad, muchos productos son pagados en origen a precios insostenibles para los ganaderos y los agricultores (un ‘lo tomas o lo dejas’ forzoso), fruto de estos problemas son muchos los que terminan abandonando sus explotaciones. En este caso hablaremos de la crisis de la almendra marcona y de sus consecuencias, la elaboración de turrones de calidad deprimida. Al parecer, y según indica la organización agraria, es en California (Estados Unidos) donde se marca la cotización a nivel mundial de algunos frutos secos y se realiza una presión a la baja que afecta especialmente a la almendra producida en España, concretamente en el arco mediterráneo.

En el año 2005 la cotización de la almendra marcona se situaba en 1’45 euros/kilo, cuatro años después la almendra se cotiza a 0’81 euros/kilo, es decir, ha sufrido una reducción del 44% en el precio. Esta situación provoca que los campos de almendras terminen siendo un producto no rentable al no poder cubrir todos los gastos relacionados con la explotación, las consecuencias parecen obvias, el abandono del cultivo y dedicarse a otro tipo de producción. La falta de materia prima forzaría la importación de almendras y avellanas, y por tanto, la elaboración de turrón, mazapán o polvorones de menor calidad.

Hemos hablado de la crisis del melón, la crisis de los pimientos verdes, la crisis de la sandía, la crisis de los cítricos, la crisis de la patata… en resumidas cuentas, crisis en los alimentos de temporada. Además se tienen que soportar algunas políticas como la que otorga vía libre a los alimentos de Marruecos y de muchos otros países provocando un continuo ahogamiento a los productores nacionales.

Ahora le toca a la producción de frutos secos, al dato señalado anteriormente (reducción del 44% en el precio de cotización) hay que sumar la progresión de la importación de almendras foráneas, en una década se han incrementado en un 185%. Algunas empresas no dudan en adquirir producto foráneo, sobre todo si es mucho más barato y por lo que se ve, poco importa la calidad de lo autóctono, basta con saber que las importaciones de almendras en la temporada pasada ascendieron de 63.741 toneladas. ¿Estará ocurriendo lo mismo que ha ocurrido con el fraude de los limones?, ¿nos estarán dando gato por liebre haciendo pasar almendra foránea como si se tratase de almendra autóctona?

COAG aboga por controlar exhaustivamente el volumen y la calidad del producto importado, las posibles mezclas que se realizan entre la materia prima autóctona y foránea, mejorar el control de trazabilidad y etiquetado… mucho nos tememos que las medidas sugeridas caigan en saco roto. Los turrones con calidad limitada son una realidad y su producción no dejará de incrementarse si no se actúa a favor del producto nacional.

Proteger las producciones nacionales debería ser el imperativo de las autoridades competentes, tirar tantas piedras sobre nuestro propio tejado terminará por hundirlo. Como recuerdan los representantes de la coordinadora, “sin los frutos secos autóctonos no sería posible elaborar auténticos productos de repostería navideños tradicionales como los turrones, los mazapanes o los polvorones.”. La organización agraria pide a las administraciones que sean responsables y que velen por el patrimonio agrario, histórico y cultural en este caso de la almendra marcona.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...