Las dietas de verano pueden conducir a los trastornos alimentarios

Las dietas de verano pueden conducir a los trastornos alimentarios

Un estudio realizado por la Fundación Anorexia Bulimia de Barcelona (ABB), concluye que las dietas de verano pueden conducir a los trastornos alimentarios, sobre todo a la anorexia o la bulimia. Según esta fundación, hasta un 40% de quienes padecen los trastornos alimentarios mencionados, comenzaron a padecer estos problemas a raíz de seguir alguna dieta rápida de cara a la época estival.

Este estudio del que se hacen eco en estos días varios medios, y que también nosotros hemos querido publicar, se dio a conocer en junio de 2007. El tema es que nos parece interesante recuperar esta noticia para concienciar a quienes buscan seguir una de esas dietas rápidas o dietas milagro con las que pretenden adelgazar sin esfuerzo y en poco tiempo, que las dietas de verano pueden derivar en trastornos alimentarios.

Pero no sólo eso, la ABB explica que en los meses de verano las visitas médicas sobre trastornos alimentarios aumentan un 25%, y es que muchas personas que ya sufren uno de los mencionados trastornos, al despojarse de las ropas de invierno dejan al descubierto su extrema delgadez. Esto, sumado a algunos patrones de comportamiento que tienen las personas anoréxicas, como evitar comidas familiares, controlar la calorías de todo lo que comen, consumo de productos dietéticos o desmenuzar los alimentos entre otras cosas, hace que personas cercanas a quienes tienen este comportamiento, realicen las mencionadas consultas.

Ya lo hemos dicho al inicio, hasta un 40% de personas que padecen anorexia o bulimia, iniciaron el proceso con una dieta de verano. Insistimos en que para seguir una dieta para adelgazar varios kilos, es necesario que exista la intervención de los especialistas, que conozcan nuestro estado de salud y estilo de vida, y en consecuencia impongan una dieta personalizada en la que no haya carencias de ningún tipo de nutriente, ni grandes pérdidas de peso en poco tiempo.

Es sobre todo en la adolescencia cuando más riesgos hay, es la edad en la que se dan más casos de anorexia y bulimia. Suelen ser personas muy susceptibles a su entorno, desde donde se reciben muchos mensajes que alaban la delgadez, tanto de los anuncios con cuerpos 10, como de los comentarios de amigos que te dicen que con esos kilos menos estás mejor. Esto es una puerta abierta a continuar queriendo perder peso para agradar a una sociedad con unas miras erróneas.

Es muy importante detectar rápidamente un trastorno alimentario, según ABB, quienes lo padecen suelen tardar entre 3 y 8 años en acudir al médico para afrontar su problema, momento en el que ya pueden haberse dado problemas de salud irreversibles, e incluso que se hayan vuelto enfermos crónicos.

Para evitar la enfermedad, lo mejor es la prevención, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio diariamente. En caso de que exista la necesidad de perder peso, consultar siempre con el médico, igual que no podemos automedicarnos, la falta de educación nutricional nos impide imponernos dietas.

Foto | Pink Sherbet Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...