Receta de Mantecados

Mantecados

El origen de los mantecados es reñido entre Antequera y Estepa, al parecer la población malagueña goza del reconocimiento de ser la primera que elaboró la receta de Mantecados, pero fue Estepa (Sevilla) quien la comercializó siendo hoy en día uno de los dulces navideños más tradicionales. Cuentan que los mantecados surgieron en el siglo XVI debido a un excedente de manteca de cedo y cereales, como la tradición de las uvas de Nochevieja.

La receta de mantecados básica lleva entre sus ingredientes harina, manteca de cerdo, azúcar, huevos (en algunas recetas ponen la yema, en otras la clara y en algunas el huevo entero), canela y ajonjolí, también es habitual agregar almendra, pero han surgido muchas variantes y mantecados de distintos sabores que satisfacen plenamente a los más golosos.

Ingredientes

250 gramos de harina, 150 gramos de azúcar, 175 gramos de manteca de cerdo, 2 yemas, 1 c/c de canela, semillas de sésamo crudas o ajonjolí.

Elaboración

Mezcla en un cuenco la manteca de cerdo con el azúcar y bate hasta obtener una crema fina. Incorpora la canela y opcionalmente un par de cucharadas de semillas de sésamo.

Hay quien, al igual que en la receta de polvorones, tuesta la harina para hacer los mantecados, pero para esta receta lo que debemos hacer es secar la harina en el horno, sin llegar a tostarla. Para ello extiéndela en una bandeja de horno y sécala a 100º C. Retírala antes de que se tueste, se nota por el color que no se modifica ni tampoco desprende el aroma de harina tostada, pero está suelta.

Cuando la harina esté fría viértela en el cuenco de la manteca y amasa hasta que se unan los ingredientes e incorpora las yemas de huevo, continúa trabajando hasta obtener una masa homogénea. Pásala a una superficie de trabajo enharinada, trabájala un poco más si fuera necesario y estírala con el rodillo dándole un grosor de un dedo aproximadamente.

Corta porciones de masa dándole forma de mantecado redondo, ovalado o cuadrado, como prefieras, pásalos por un plato con semillas de sésamo para cubrir la parte superior y deposítalos en la bandeja del horno cubierta con una lámina de teflón u otra tela de cocción.

Mantecados

Cuando termines de preparar todos los mantecados introdúcelos en el horno precalentado a 185º C y retíralos cuando estén dorados, unos 15-20 minutos.

Déjalos enfriar, después puedes envolver los mantecados con papel de seda igual que con los polvorones, o guardarlos en una caja especial para presentárselos a tus comensales. Si os apetece, podéis consultar las recetas de polvorones y mantecados publicadas en Gastronomía & Cía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,60 de 5)
Loading ... Loading ...