Panettone

El panettone es un bollo tradicional italiano que se suele disfrutar en las fiestas navideñas junto a otro dulce también muy popular en el país, el Pandoro, aunque de este ya hablaremos en otra ocasión. En nuestro país la comercialización del panettone se ha ido extendiendo y actualmente lo podemos encontrar en prácticamente todos los centros comerciales, aunque hay que decir que nada tienen que ver con el auténtico y tradicional panettone de Milán, cuna de este típico bollo elaborado con una masa de pan dulce, nueces, frutas secas y frutas abrillantadas al que denominan panetùn o panetton.

Al parecer fueron los antiguos romanos quienes tuvieron la idea de endulzar el pan con miel, de hecho, esta sería la base de la receta originaria del panettone, con el tiempo fue evolucionando su elaboración e ingredientes hasta el tradicional bollo. La presencia del pan dulce se detecta en la historia a través de una pintura que data del siglo XVI perteneciente a Brueghel el Viejo, un pintor flamenco que ha regalado a la vista del mundo obras tan espectaculares como el cuadro de la Torre de Babel.

Otra referencia del pan dulce también se han encontrado en un libro de recetas de Bartolomeo Scappi, uno de los más famosos cocineros del renacimiento (Siglo XVI) en Italia, fue conocido sobre todo por su incorporación en el equipo de cocina del Vaticano y por la publicación de su libro Opera dell’arte del cucinare con más de 1.000 recetas de cocina de aquella época.

Tenemos referencias, pero se desconoce su verdadero origen, y como suele ocurrir con muchas recetas, en torno al panettone existen varias leyendas, de todas ellas nombraremos la que más se conoce.

Al parecer según la historia del panettone se elaboró por primera vez en la corte de Ludovico il Moro, señor de Milán apodado El Moro y famoso por ser mecenas de Leonardo da Vinci. El Moro celebró la Navidad con una gran cena con la que los comensales fueron seducidos por la exquisitez de los platos, como punto culminante de la gran velada se esperaba un postre que hiciera honor a las delicias consumidas.

Por lo visto el postre se quemó poniendo a los cocineros en un aprieto, según la leyenda, gracias a un lavaplatos se pudo solucionar la situación. El lavaplatos había elaborado un pan dulce que pensaba llevarse a su casa y lo ofreció para solucionar el incidente, se trataba del panettone que actualmente conocemos, un pan muy crecido y lleno de frutas confitadas. Fue todo un éxito que se consagró en posteriores años, por cierto, el lavaplatos se llamaba Toni y como no se había puesto nombre al postre, El Moro decidió bautizarlo como Pan de Toni, el paso del tiempo modificó el nombre hasta el conocido Panettone.

Oficialmente se encuentra un primer registro del panettone como dulce típico de Navidad a través de un artículo del escritor y periodista ilustrado del siglo XVIII, Pietro Verri, pero la verdadera popularidad del panettone comenzó a desarrollarse partir de la década de los 50 gracias al trabajo de dos empresarios italianos que decidieron comercializar el dulce tradicional en Italia y en todo el mundo.

Aunque se denomina pan dulce, hay que decir que por sus ingredientes y características el panettone estaría más próximo a un tradicional bizcocho que a un pan, de ahí que sea un alimento muy energético. Si disfrutas en estas fechas navideñas de un panettone, recuerda no abusar de su ingesta por esta razón.

Su contenido en fibra es alto, lo que resulta beneficioso para quienes tienen problemas de tránsito intestinal, sin olvidar que no se debe consumir de forma habitual o en alta cantidad por su alto contenido en calorías, grasas y azúcares.

Así mismo, este pan no es adecuado en dietas para perder peso. Tampoco se recomienda a personas que tienen algún factor de riesgo cardiovascular (exceso de colesterol o triglicéridos en sangre), a quienes tienen diabetes y quienes tienen alergia a algunos de sus ingredientes. Es el caso de los alérgicos a la proteína de la leche de vaca, al huevo o a los frutos secos. También afecta a aquellos que tienen enfermedad celiaca o intolerancia al gluten, puesto que se elabora con harina de trigo.

Existen muchas variantes de recetas de Panettone, además del que en ocasiones hemos comprado proveniente de Italia, nos encanta nuestra receta de panettone con perlas de chocolate, dulce que disfrutamos después de la cena de Navidad acompañado de una copa de cava o un vino dulce.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 4,95 de 5)
Loading ... Loading ...