Bagna Cauda

La Bagna Cauda es una elaboración originaria de la región del Piamonte (Italia) que simboliza la amistad y la hospitalidad, podríamos decir que es la fondue italiana, pues se trata de una salsa que se sirve caliente en el centro de la mesa en la que se untan distintos vegetales o pan que tomen su sabor.

Parece ser que tradicionalmente lo consumían para reponer fuerzas los campesinos, los viñateros y todos los que se encontraban en el lugar sentados alrededor de un fuego de brasas. La Bagna Cauda se elaboraba en un recipiente de terracota a una temperatura moderada que no hiciera hervir el contenido.

La receta de Bagna Cauda original no está muy claro cuál es, pero la más fácil de encontrar está compuesta por aceite de oliva virgen extra, anchoas, ajos, leche o mantequilla y nueces, aunque hay otras en las que en lugar de aceite de oliva indican que se elaboraba originariamente con aceite de nuez y sin lácteos.

La elaboración de la Bagna Cauda es aparentemente sencilla, así que la podemos preparar fácilmente en casa utilizando por comensal 2-3 anchoas, 2-3 dientes de ajo y aceite de oliva virgen extra. Estos ingredientes se ponen en una cazuela (a ser posible de barro), picando los ajos. A fuego moderando se va calentando y moviendo con una cuchara de madera, primero se pone una pequeña cantidad de aceite y una vez se haya hecho una pasta junto con los ajos machacados y las anchoas que se desharán con el calor, se añade más aceite hasta tener la textura de la salsa deseada, y por supuesto, podemos añadir las nueces picadas y un poco de mantequilla, aunque nosotros nos quedamos sólo con la incorporación de un par de nueces por comensal.

Para acompañar la Bagna Cauda se puede escoger entre cantidad de ingredientes, sobre todo vegetales o crudités exceptuando el apio o el hinojo entre otros vegetales muy aromáticos. Así pues podemos servir pimientos (crudos o en vinagre), puerros, remolacha, coliflor, nabos, zanahorias, patatas cocidas, calabaza frita, polenta, pan, etc.

La Bagna Cauda ha sido una elaboración que también ha viajado hasta Argentina de la mano de los inmigrantes piamonteses, allí también se varió la receta añadiendo crema de leche o nata y pimienta negra recién molida.

Este es un antipasto ideal para los días fríos y para recuperar energías después de una jornada de labor y esfuerzo físico. No es nuestro caso hoy, pero vamos a probar esta misma noche la Bagna Cauda, desde que la hemos visto en Cookthink, no nos olvidamos de esta aromática y sabrosa salsa.

Y tú, ¿la vas a probar?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (47 votos, media: 4,89 de 5)
Loading ... Loading ...