Receta de Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Como os hemos comentado en el post de la elaboración de la Salsa Holandesa, ésta es un aderezo ideal para los Huevos Benedictinos y así la hemos saboreado, aunque con algunos pequeños cambios de la receta original, de hecho, nuevamente nos hemos fijado en Michel Roux, en su libro Huevos nos enseña la receta de Huevos Benedictinos o Huevos Bénédict que conoció hace varios años en la embajada británica de París.

Michel Roux elabora los Huevos Benedictinos con lengua curada (casquería) sustituyendo el jamón que se usa habitualmente, aunque también es común hacer esta receta con bacon o panceta. Nosotros hoy le hemos incluido jamón cocido, el resultado nos ha gustado, aunque con panceta o bacon crujiente nos gusta más. También incorpora unas espinacas rehogadas, otro ingrediente opcional.

Los Huevos Benedictinos suelen servirse sobre medio pan inglés ligeramente tostado, es un pan similar a los molletes que tanto nos gustan, el pan de molde también es muy recurrido y para nosotros la opción de hoy ha sido el pan de chapata, que también le sienta muy bien, sea para un desayuno, un brunch, un aperitivo o la cena, este plato es una delicia.

Ingredientes (4 comensales)

4 raciones de pan (medio mollete, media rebanada de chapata o una de pan de molde por comensal), 4 huevos, 4 lonchas de jamón o panceta, 80 gramos de espinacas frescas limpias y sin tallos, salsa holandesa, sal, aceite de oliva o mantequilla.

Elaboración

Tuesta ligeramente el pan y reserva en caliente. Haz los huevos escalfados o poché (puedes leer Cómo hacer huevos poché, así resultan muy fáciles de hacer).

Pon un poco de aceite de oliva o mantequilla en una sartén y tuesta el jamón. En la misma sartén con un poco más de aceite haz las espinacas con sal al gusto, sólo hasta que estén un poco tiernas.

Huevos Benedictinos

La salsa holandesa la tendrás recién preparada y también manteniéndola caliente, todos los ingredientes deberán estar calientes para disfrutar totalmente de este delicioso bocado.

Emplatado

Coloca el pan como base, sobre él una cama de espinacas y encima el jamón o la panceta crujiente. Coloca sobre éste el huevo poché y termina napando con la salsa holandesa. Sirve los huevos benedictinos rápidamente y ¡buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (29 votos, media: 4,76 de 5)
Loading ... Loading ...