Pasta Frola

Masa y tarta frola

La Pasta Frola es una masa de repostería similar a la masa quebrada pero aromatizada generalmente con vainilla y ralladura de limón. Pero la Pasta Frola, además de ser una masa básica que se puede rellenar con una gran variedad de ingredientes, es una tarta artesanal de tradición argentina, aunque otorgan su origen a Italia.

La Pasta Frola para tarta suele hacerse con un relleno de dulce de batata, de dulce de membrillo o de dulce de leche, después se hace un enrejado con la misma masa cubriendo el relleno. En Argentina es un dulce muy habitual para acompañar el mate.

De las miles de elaboraciones que podemos encontrar de pasta frola, hay muchas en las que incorporan levadura o directamente harina leudante, también hay diferencias en cuanto a la incorporación de los huevos, enteros o sólo yemas, igual que sucede con la masa quebrada o pasta brisa. De hecho, hay voces que afirman que son la misma masa la quebrada, la brisa, la frola, la sablé y la sucrée, pero aunque similares, cada una tiene sus características.

Incluso la forma de elaborar la masa quebrada y la pasta frola es la misma, trabajándola poco, lo justo para que se unan los ingredientes y sin apenas transmitir el calor de las manos al amasar.

Precisamente para hacer una pasta que no sea elástica y resulte crujiente, es necesario utilizar una harina floja que contenga poco gluten y a su vez necesite poco líquido (al contrario que para el pan, donde la elasticidad de la masa gracias le proporciona esa textura especial).

Como comentábamos, hay cientos de recetas de pasta frola con distintas proporciones de harina y grasas. Todas son válidas, lo importante es saber qué resultado queremos obtener. Si por ejemplo deseamos que resulte una masa seca y crujiente se añaden los huevos enteros, si se quiere más desmenuzable se añade mayor proporción de grasas, o sea, más mantequilla, así como de azúcar.

Para hacer pasta frola también utilizaremos la mantequilla bien fría, y para que las manos no transmitan desde un principio su calor podemos empezar a mezclar (mantequilla, azúcar y harina) con un raspador de pastelería. Una vez obtenida esta mezcla de textura arenosa se agregarán el resto de los ingredientes, huevos, esencia de vainilla y ralladura de limón.

Esta masa también necesita un rato de refrigeración antes de estirarla para cubrir un molde. Y al hornearla, si se rellena previamente se recomienda igualmente pincharla con un tenedor, pero si se hornea sola, además de pincharla hay que cubrirla con papel de horno y rellenar con legumbres secas para que no suba por efecto de la levadura.

En breve os mostraremos nuestra receta de pasta frola, con la que además podemos hacer unas ricas galletas. ¿Quieres compartir la tuya?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,72 de 5)
Loading ... Loading ...