Cómo conservar los huevos

Mucha gente se pregunta cómo conservar los huevos porque parece contradictorio que cuando los compramos en la tienda o supermercado se encuentren a temperatura ambiente, mientras que en casa los conservamos en el frigorífico.

La respuesta a cómo conservar huevos es: en un sitio fresco, seco y a temperatura constante, y esto lo conseguimos en el frigorífico. Una vez que los compramos debemos guardarlos en el frigorífico inmediatamente y preferiblemente en el departamento que está destinado a ese fin. Suele estar en la puerta, una de las partes menos fría, además en un departamento aislado que se mantiene seco y evita la contaminación cruzada con otros alimentos.

Es muy importante evitar los cambios bruscos de temperatura en los huevos, pues si se dan, se puede provocar la condensación de agua en la cáscara y así aumenta el riesgo de contaminación, la humedad facilita la multiplicación de gérmenes.

Esto explica también por qué en los grandes establecimientos, los huevos no están en las neveras. Generalmente, en verano está el aire acondicionado a toda potencia, con lo que el ambiente es fresco, y en las neveras demasiado frío. Mientras que en invierno, la temperatura ambiente también es moderada, no hace calor. Esta temperatura no variará mucho (generalmente) una vez que estemos con la compra de camino a casa ni con los grados que tiene nuestro frigorífico, por el contrario, nuestra cocina sí sufre cambios de temperatura al cocinar o encender la calefacción.

Por eso también es recomendable que no saquemos los huevos del frigorífico hasta el momento de usarlos, sobre todo en verano. No estará de más recordar las recomendaciones de la AESAN sobre la elaboración de la mayonesa casera u otros tipos de salsas con huevo.

Otra duda que puede surgir es si lavar los huevos antes de guardarlos, y la respuesta es no, ya que se destruye la fina película protectora de la cáscara y esto facilita la entrada de microorganismos a través de su porosidad. Así que el momento de lavar los huevos es justo antes de utilizarlos, secándolos muy bien antes de cascarlos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (30 votos, media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...