Cestas de pan, brotforms o bannetons

cestas levado de pan

Ya hemos estrenado algunas cestas de pan, brotforms o bannetons, también llamados banastillos por Ibán, quien tuvo la gran idea de reunir a los blogueros apasionados por hacer pan en casa o panaderos caseros, para adquirir estos cestos para fermentación procedentes de Alemania, donde se pueden encontrar cestas de pan, brotforms o bannetons de distintos materiales, varios tamaños y múltiples formas.

Fuimos muchos y de distintas comunidades los que nos sumamos a esta genial iniciativa, por nuestra parte tenemos que agradecer la gestión del envío de nuestras cestas de pan a Ana del blog A las 3 de la tarde. Ya hace varias semanas que recibimos las ansiadas cestas, pero las vacaciones y otras ocupaciones no nos habían dado tiempo de estrenarlas.

En total compramos los seis modelos de banneton que podéis ver en las imágenes y de momento hemos utilizado los que resultan más cómodos y fáciles para trabajar, que son las de pasta de madera. Este fin de semana le daremos cancha a las cestas de caña o ratán.

Para esta primera compra nos decantamos por cestas de pan redondas y ovaladas, pero se pueden encontrar rectangulares, triangulares, alargadas, en forma de ocho… También las hay de mimbre forradas con lino o de plástico.

La función de estas cestas de pan, brotforms o bannetons es la de hacer de molde en el segundo levado de la masa de pan, por eso cada cesta tiene un motivo que después quedará grabado en la masa y una vez horneado el pan presentará una bonita forma. Estos cestos son ideales sobre todo cuando las masas son blandas, pues conserva la forma y la estructura de la cesta en la que la dejemos fermentar.

No son imprescindibles para hacer pan en casa, pero cuando te introduces en el mundo del pan cada vez quieres ir más allá. Quienes no dispongáis de estas cestas de pan específicas, podéis utilizar algún cuenco o una panera de mimbre cubierta con un paño de lino o algo similar. Los bannetons se utilizan simplemente para conservar la forma, en ningún momento van al horno.

brotforms

El banneton hay que prepararlo para el primer uso, antes de introducir la masa de pan en los cestos, debemos engrasarlos con aceite de oliva, se puede hacer con las manos o con una brocha, y a continuación espolvorear harina, finalmente se sacude para desechar los excesos (como cuando se prepara un molde para bizcocho). Este proceso juega un papel muy importante, pues además de servir de película entre la masa y el material en el que se posa, sea la bandeja, la cesta o una tela de cocción o couche, otorga más belleza al pan horneado.

Los bannetons se limpian sacudiendo la harina con un cepillo después de usarlos y se airean antes de guardarlos hasta el próximo uso. Una higiene más profunda se puede hacer cada seis meses con un cepillo y agua caliente. Tal vez tenéis alguna otra recomendación para limpiarlas, esperamos vuestras sugerencias.

Si de la afición a hacer pan en casa has pasado a la pasión, seguro que te encantará disponer de unas cestas de pan, brotforms o bannetons, en España se encuentran pocas y muy caras, así que si queréis echar un vistazo en esta página web, seguro que se organizarán nuevos grupos para hacer nuevas compras.

Actualización

En la actualidad hay muchas tiendas online en España que disponen de un amplio catálogo de cestas para la fermentación del pan o bannetons, podéis verlo aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...