Receta de Strudel de manzana

Strudel de manzana

El Strudel de manzana o Apfelstrudel es un postre exquisito de la cocina tradicional de Austria y Alemania. Se dice que era un alimento consumido por los menos adinerados y que su elaboración se desarrolló a partir de la Baklava, postre árabe que se elabora con pasta philo y nueces entre otros ingredientes.

La receta de Strudel de manzana se ha extendido por las cocinas de todo el mundo, es cuando surgen algunas variantes, recetas que se adecúan a las necesidades y paladares de los comensales. Lo básico es que la masa del strudel sea muy fina, por eso, si la masa se compra hecha, se suele emplear hojaldre bien estirado, pasta philo o similares.

Las manzanas se pueden incluir hechas compota o cortadas en láminas, nosotros preferimos introducirlas en crudo. El Strudel de manzana sale muy rico con las manzanas Reineta, por su punto ácido, pero puedes hacerlo también con las manzanas que prefieras, nosotros lo hemos hecho muchas veces con la Fuji y nos encanta.

Esta elaboración de strudel es muy sencilla, se hace rápidamente y siempre es un éxito. Esperamos que lo pruebes, mucho mejor recién hecho, este es de esos postres tan agradecidos que no te hacen esperar para degustarlo.

Ingredientes

1 lámina de hojaldre (250 gramos), 120 gramos de azúcar y un poco más para espolvorear, 200 gramos de manzana, 2 cucharadas de canela, 40 gramos de pasas, 30 gramos de mantequilla, pan rallado, almendras picadas, un huevo batido.

Elaboración

Pon las pasas en remojo, puede ser en agua o en vino dulce. Estira la masa de hojaldre sobre la superficie de trabajo enharinada, puedes proceder a hacer el strudel de manzana de dos formas, la original es enrollando la masa una vez puesto el relleno de manzana (haciendo un rollito), nosotros en esta ocasión hicimos dos placas de la masa, una ligeramente mayor que la otra en la base y después de poner el relleno cubrimos y sellamos la masa haciendo un cordón.

Cubre la masa con el pan rallado dejando los bordes libres para sellar después, el pan rallado tiene la función de absorber los jugos del relleno durante la cocción. Mezcla en un cuenco las manzanas peladas y cortadas en láminas (no las hacemos muy finas) con el azúcar, la canela y las pasas escurridas. Si te apetece puedes incluir frutos secos, piñones, nueces troceadas, etc.

Strudel de manzana

Dispón el relleno sobre la masa, derrite la mantequilla y riega con ella la manzana, también se puede añadir un poquito de ron. Enrolla la masa o cúbrela con la lámina de hojaldre y séllala por todos sus laterales con el huevo batido y presionando con los dedos la masa.

Pinta todo el hojaldre, espolvorea unas almendras picadas y un poco de azúcar e introduce en el horno precalentado a 180º C. Deja cocer hasta que el strudel esté dorado y crujiente, unos 30-40 minutos.

El Strudel de manzana está tan bueno caliente como frío, disfrútalo como más te gusta, aunque nuestra recomendación es probarlo de todas las formas posibles, es una verdadera delicia.

Strudel de manzanaStrudel de manzanaStrudel de manzanaStrudel de manzanaStrudel de manzanaStrudel de manzana

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (267 votos, media: 4,90 de 5)
Loading ... Loading ...