Ebriorexia, nuevo trastorno alimentario

enfermedades de la alimentación

La lista de trastornos alimentarios aumenta, ahora hay que añadir la Ebriorexia, un desorden caracterizado por una conjugación de diferentes conductas, no comer sometiéndose a una abstinencia alimenticia voluntaria, realizar un atracón y posteriormente provocar el vómito y como tónica dominante en ambas conductas, abusar de las bebidas alcohólicas, es una combinación de anorexia, bulimia y alcohol.

Hay que decir que por el momento la ebriorexia (drunkorexia) no es un término oficial para nombrar al nuevo desorden alimentario, pero es el que se está adoptando por el momento para denominar el nuevo problema. Los denominados “ebrioréxicos” no quieren comer para poder compensar las calorías que el alcohol aporta, se podría decir que el término describe a las personas alcohólicas anoréxicas o bulímicas.

Los protagonistas de este trastorno alimentario son mayoritariamente mujeres y el alcohol básicamente es la única fuente de calorías con la que se sustentan, aunque existen casos de mayor gravedad en los que el alcohol es sustituido por drogas como las metanfetaminas con la única finalidad de inhibir el hambre.

Quienes padecen anorexia nerviosa presentan un aumento en la actividad química que se realiza en determinados sectores del cerebro, sectores donde se controlan las sensaciones relacionadas con la satisfacción, una percepción errónea de la imagen provoca a los enfermos que vean lo que no es realidad, un exceso de peso inexistente.

Por cierto, un vídeo que muestra claramente qué es lo que siente y ve una persona anoréxica o bulímica, es el que se muestra a continuación, se trata de un vídeo publicitario que pretende concienciar a la población sobre la realidad de estas enfermedades y el sufrimiento de quienes las padecen.

A esta lamentable situación, le añadimos la correspondiente dosis de drogas o alcohol y aparece la ebriorexia, existe temor por comer pero no por beber. Los trastornos de la comida se ven cada vez más asociados al abuso de drogas y alcohol, algunos expertos médicos aseguran que la obsesión por estar delgado, la creciente aceptación social sobre el consumo de drogas y bebidas alcohólicas, se combina con la moda de las rehabilitaciones, un peligroso cóctel responsable del aumento de la nueva enfermedad.

La actual sociedad en cierto modo responsable de los nuevos desórdenes emergentes, sobrepeso y obesidad en un extremo y en el otro vigorexia, anorexia, bulimia, diabulimia, etc. Es realmente un peligro estremecedor el que se cierne sobre quienes conjugan el deseo de no comer y el abuso de las sustancias antes mencionadas, ¿cual será el próximo problema que a través de la alimentación arruine una vida?

Foto | Gui Seiz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (421 votos, media: 4,93 de 5)
Loading ... Loading ...