Receta de Crema de calabacín con helado de queso brie

crema_calabacin_helado_brie.jpg

La Crema de calabacín acepta una gran variedad de aderezos o acompañamientos, generalmente el jamón juega un gran papel, pero hoy os proponemos la receta de crema de calabacín con helado de queso brie. Claro, que el helado lo tendrás que elaborar con anterioridad.

La receta del helado es de Michel Roux, hicimos cantidad para utilizar varias veces. Si quieres hacerlo, a continuación te explicamos la elaboración, si no tienes tiempo, siempre puedes comprarlo hecho.

Ingredientes (4 comensales)

Para la crema de calabacín

1 kilo de calabacines, 1 patata grande, 1 cebolla grande, 1 quesito (si no pusiéramos el helado de queso, pondríamos más quesitos), pimienta negra, cebollino, sal, aceite de oliva virgen extra.

Para el helado de brie

300 gramos de queso brie, 50 mililitros de leche, 6 yemas de huevo, 25 gramos de azúcar lustre, una pizca de sal, una pizca de cayena, unas gotas de Tabasco (opcional).

Elaboración del helado

Pon la leche en un cazo a calentar, mientras llega al punto de ebullición bate las yemas con el azúcar y la sal hasta que adquiera la consistencia de cintas ligeras. Cuando la leche empiece a hervir viértela sobre las yemas y no dejes de batir, vuelve la mezcla al cazo.

Deja cocer a fuego bajo removiendo con una cuchara de madera hasta que espese ligeramente, al pasar el dedo por la cuchara de madera se apreciará si deja un rastro. Dispón entonces la mezcla en un bol.

crema_calabacin_brie.jpg

Trocea pequeño el queso y viértelo sobre la crema, mezcla con las varillas hasta que se funda e incorpora la cayena y el Tabasco en este momento. Deja enfriar, puedes acelerar este proceso poniendo el bol sobre un cuenco con hielo, removiendo la crema de queso brie de vez en cuando para evitar que se forme una costra en la superficie.

Si no dispones de una heladera, introduce el bol tapado en el congelador y sácalo de vez en cuando para moverlo y que no se cristalice. Cuando lo vayas a servir, retíralo unos minutos antes del congelador.

Elaboración de la crema de calabacín

De lo más sencillo, lava y trocea los calabacines desechando las puntas, pela y trocea la patata y la cebolla, salpimenta al gusto y cuece al vapor.

Cuando la verdura esté tierna, viértela en un cuenco o en el vaso del robot de cocina, agrega un chorrito de aceite de oliva, el quesito y tritura hasta obtener una crema de calabacín fina, prueba y rectifica de sal y pimienta si fuera necesario.

Emplatado

Cubre el fondo del plato con la crema de calabacín, coge una cucharada de helado de queso brie y con la ayuda de otra cuchara dale forma de quenelle, dispón el helado en el centro y espolvorea un poco de cebollino picado. Hemos acompañado también con unas lágrimas de pimiento rojo ahumado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...