Si estas a dieta, mira sólo tu plato

bol_picoteo.jpg

Seguir una dieta puede resultar difícil y más si comes junto a otra persona que está disfrutando de una copiosa y sugerente comida, la tentación empieza a aparecer y puedes terminar deseando la comida que el otro comensal está disfrutando. La solución pasaría por no mirar a ningún otro lado y disfrutar de la comida constituida en tu dieta sin prestar atención al entorno, es decir, si estas a dieta, mira sólo tu plato.

Al menos esta es la conclusión que se desprende de un curioso estudio elaborado por un grupo de científicos, que fue publicado en la revista electrónica Journal of Consumer Research el año pasado y ahora por Reuters.

Según dicho estudio, mirar a alguien comer predispone al observador a comer lo mismo, claro, que si haces dieta lo mejor sería acudir a un restaurante vegetariano, al menos de este modo si deseas la comida del comensal de al lado, no será un alimento prohibido.

Los hábitos nutricionales, igual que otras cuestiones, son imitados de forma automática y a veces sin llegar a darnos cuenta. Para llegar a esta conclusión los investigadores tomaron los datos a 147 estudiantes, éstos se sentaron uno por uno frente a un interlocutor que estaba comiendo de dos cuencos diferentes, uno con galletas con sabor a carne y otro con galletas con sabor a pescado.

Los platos de comida se encontraban entre ambas personas, en cada experimento el interlocutor conversaba y a la vez cogía siempre el mismo tipo de galletas, en un 71% de los participantes imitaron esta conducta y obviaron el cuenco que el interlocutor no tocaba. La respuesta que proporcionan los científicos es que no existe intencionalidad, en realidad es simplemente un acto de imitación.

Otro aspecto a destacar y por cierto curioso, es que, aunque las galletas que el interlocutor no comía fueran deliciosas, quienes estaban frente a él cogían el mismo alimento. Por tanto quienes realizan dieta y ven comer a sus familiares o amigos, deben hacer un sobreesfuerzo para evitar el mimetismo que les haría caer sin querer en la tentación.

Más información | Journal of Consumer Research

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...