Colorantes naturales alimentarios obtenidos de microalgas, una acertada solución

colorantes_alimentarios_naturales.jpg

Un grupo de investigadores de la Universidad de Jaén estudia la manera de producir a gran escala colorantes naturales a partir de microalgas, se trata de un proyecto innovador financiado por la Junta de Andalucía y tiene como objetivo obtener un producto que pueda sustituir a los actuales colorantes artificiales que utiliza la industria por el reducido coste que presentan.

Evidentemente los productos naturales son siempre más saludables que los desarrollados químicamente, además, debemos tener en cuenta que son biodegradables y por tanto respetuosos con el medio ambiente.

Los investigadores han logrado dar con un método capaz de obtener estos colorantes de origen proteico, son las denominadas proteínas coloreadas o cromoproteínas, elementos implicados en la fotosíntesis de estas microalgas. El nuevo método para la obtención de los colorantes naturales resultará más barato y efectivo (dos conceptos que la industria busca siempre en los elementos que utiliza), además no existe ningún problema para que pueda producirse a escala industrial.

La gama de colores es muy variada, con lo que puede aplicarse en diversas preparaciones, mientras que hasta ahora sólo se habían obtenido a través de otros procedimientos colores como el verde, el amarillo o el rojo y resultaban extremadamente costosos.

El nuevo método permite diversas tonalidades de rosa o azul, colorantes que pueden utilizarse perfectamente en la industria de los lácteos. De todos modos, todavía queda un largo proceso para concluir los estudios y las investigaciones, pero una vez finalizadas se podrá contar con un producto más saludable que los que se utilizan actualmente. Por cierto, esto nos recuerda que no hace mucho, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), revisó los colorantes alimentarios que se estaban utilizando y encontró que el colorante alimentario E-128 podía ser cancerígeno.

Las pruebas que se efectuaron con animales demostraron que el componente del que se obtiene el colorante podía causar cáncer, había que ser muy iluso para no deducir que una sustancia que deriva de otra cancerígena pueda provocar también la enfermedad, sin embargo, la industria lo ha estado utilizando, sobre todo en carnes y salsas. Son muchas las sustancias que se están incorporando actualmente en la alimentación sin pasar un estudio exhaustivo, además, los productos químicos siempre terminan siendo perjudiciales para nuestro organismo.

Más información | Agencia Europea de Seguridad Alimentaria
Más información | Wikipedia (tabla de colorantes)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...